El inconveniente de Jackie Kennedy con la diseñadora de su vestido de novia

Con la confección del vestido, Ann Lowe podría haber salido del anonimato. Sin embargo, los Kennedy la borraron por completo de tal momento histórico.

El inconveniente de Jackie Kennedy con la diseñadora de su vestido de novia

La boda de John F. Kennedy y Jacqueline Lee Bouvier fue una de las más legendarias. La pareja contrajo matrimonio en la iglesia de St Mary de Newport, Rhode Island, en la mañana del 12 de septiembre de 1953, frente a unos 800 invitados. Tras la ceremonia, los novios se trasladaron, escoltados por motoristas, hasta la finca de 120 hectáreas de la familia Auchincloss, la Hammersmith Farm, donde brindaron y bailaron al ritmo de Meyer Davis y su gran orquesta.

Las imágenes del casamiento dieron la vuelta al mundo y el vestido de Jaqueline se convirtió en un objeto de deseo. Si bien el atuendo fue muy citado, poco lo fue la diseñadora que lo creó. La prenda la realizó Ann Lowe, una pionera couturier afroamericana que vistió a la alta sociedad de los años 50, entre ellos los Rockefeller, los Roosevelt y los Du Ponts.

La diseñadora confeccionó un vestido color marfil en tafetán de seda, con escote de hombros caídos y una falda de corte princesa hecha con casi 50 metros de tela. El delicado vestido fue acompañado por un velo rosa, en punto de encaje herencia de su abuela, sujetado con ramilletes de flores azahar, orquídeas y gardenias. Un look nupcial que vimos repetidas veces a lo largo de la historia. El encargo podría haber marcado un hito definitivo en su carrera. Sin embargo, fue totalmente borrada de tal icónico momento.  

Pero ¿por qué no le dieron identidad a su trabajo?. Todo comenzó cuando,10 días antes de la boda, se rompió una tubería en el taller de Lowe, provocando un desastre que destruyó por completo el vestido de novia original y algunos de los trajes de las damas de honor. Lo que le supuso una pérdida de más de dos meses de trabajo y aproximadamente 60 metros de tafetán de seda. Sin embargo, la artista superó el obstáculo, y con la ayuda de su equipo, reconstruyó las intrincadas piezas

En una entrevista con la revista NPR en el 2007, la escritora Rosemary E. Reed Miller contó que Jackie era constantemente supervisada por su autoritario suegro, Joseph Kennedy. El sueño de él era verla en un ostentoso vestido, sin embargo, la novia no le concedió el deseo. Optó por un diseño sencillo y chic, de aires franceses, prenda que no maravilló al conservador hombre. 

Por lo que la autora cree que también, el descontento del padre de John, tendría que ver con la quita de créditos hacia la diseñadora, ya que él fue el responsable de guiar a los periodistas encargados de cubrir la esperada fiesta. Los reporteros de la época desmenuzaron cada detalle del gran día, excepto quién había creado el vestido, excepto Nina Hyde de The Washington Post, quien sacó a la luz el nombre de Ann Lowe. 

Ya para 1964, los roces entre Jackie Kennedy y la diseñadora habían desaparecido. Luego de la muerte de JFK, Lowe afirmó en el Saturday Evening Post que la novia había sido “muy amable”, y fue a partir de estas palabras cuando, según apunta la revista Ebony, la primera dama se habría enterado en realidad de la pesadilla que vivió Lowe con el primer encargo. Otro de los hechos que indicó la buena relación entre las mujeres fue el misterioso saldo de la gran deuda que tenía la artista hecho anónimamente. La misma Ann sospechó que ese “amigo”, o más bien “amiga”, podría haber sido Jackie.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s