Debbie Harry, la vigencia de un ícono que rompió las reglas

Un recorrido por la vida de la rockera que marcó un antes y un después en la industria musical.

Debbie Harry, la vigencia de un ícono que rompió las reglas

Debbie Harry llegó a New York City en 1960 con un universo de esperanzas. Tan solo 15 años después logró lanzar su primer sencillo, fue tal el impacto cultural que inmediatamente se convirtió en la más polémica y alocada reina del punk. Desde ese entonces admiramos sus aventuras discográficas, su increíble estilo y la rebeldía con la que vive la vida desde su adolescencia. 

Consagrada como una de las artistas femeninas más importantes de las últimas décadas, la cantante nos ha demostrado su talento a través de diversos estilos musicales que exploró con su banda Blondie, empezando por el rock y terminado en el disco-pop. Este miércoles el ícono posmoderno cumplió 75 años y realizaremos un recorrido por su historia, que le ha abierto las puertas a muchas mujeres.

Una vida llena de música

Harry nació poco después de que terminara la Segunda Guerra Mundial. La oriunda de Miami fue adoptada a los tres meses por sus padres Catherine y Richard, quienes se la llevaron a Nueva Jersey. Según contó en una entrevista para Vogue Spain, siempre tuvo afición por la música. “Siempre me ha encantado la música. Entre mis primeros recuerdos está escuchar una emisora de radio estupenda” comentó la artista. 

Desde muy chica supo que su destino era ser rubia. Se ponía bajo el sol con agua oxigenada, siempre buscando parecerse a sus padres. De a poco se fue reconciliando con su imagen, a pesar de que no tenía ningún punto de referencia genético. Años después se tiñó de platinado, y desde ese momento llevó su pelo como una marca registrada. 

Cumplió 19 años y decidió irse de la casa de sus papás en busca de un mundo nuevo en la ciudad neoyorquina. Allí exploró la vida sin límites, descubrió su libertad y desarrolló totalmente su identidad. “Era lo que siempre había querido. Daba miedo y a la vez era maravilloso” aseguró. La búsqueda de empleo no fue para nada fácil.  Al principio hizo todo tipo de trabajos, desde secretaria y camarera a conejita de Playboy.

Pero su vida dio un giro de 180 grados cuando comenzó su relación musical y personal con el guitarrista Chris Stein. Con quien formó la legendaria banda Blondie en 1974 y lanzó su álbum de debut, con el mismo nombre, dos años después. En comparación con las pop stars de hoy, Harry alcanzó el éxito relativamente tarde, con 31 años.

Su primer disco, con hits como Call Me y One Way or Another, contenía fuertes elementos del rock punk y del new wave. Si bien fue todo un éxito en varios países del mundo, como por ejemplo Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, la banda no logró conquistar a Estados Unidos. 

Empoderamiento a través de los atuendos

Su imagen llamó la atención de todos, de hecho el nombre de la banda hacía alusión a ella y su particular estilo homenajeaba a Marilyn Monroe. La vocalista no era la sensual chica tonta que algunos de los tabloides trataron de pintar, ella se dedicó a explotar su su sexualidad antes de que nadie más tuviera la oportunidad de hacerlo. No había un equipo masculino diciéndole cómo vestirse ni midiendo la longitud de sus faldas.

Su imponente estilo generó un gran revuelo en la sociedad de aquel entonces. Logró transmitir su transgresión mediante su ropa, considerada  “poco femenina” para algunos. El aspecto de Harry tuvo una enorme influencia en la forma en la cual las mujeres se empezaron a vestir.

“El personaje que creé en Blondie siempre quiso ser andrógino. Obviamente, no creo que fuera físicamente andrógino, pero creo que, mentalmente, mi concepción de la sexualidad siempre ha sido… cómo lo diría yo… conflictiva. Por eso quería que mi yo en Blondie poseyera más rasgos masculinos” afirmó la cantante en un diálogo con GQ Magazine

El quiebre de Blondie

La primera formación de Blondie se separó en los 80, después del fracaso comercial del disco The Hunter y la enfermedad del guitarrista y compositor principal. Debido a la situación de su marido Chris, Debbie decidió retirarse de la industria musical por un determinado tiempo. 

A pesar de que la relación con su pareja logró superar los altibajos de ambas carreras profesionales y vidas personales a lo largo de los años, se terminaron separando. Aunque en una reciente entrevista admitió “seguir queriéndolo un montón”. 

La icónica banda se vuelve a unir

En 1997 se volvieron a reunir para dar una serie de conciertos, en medio de la gira grabaron el disco No Exit. Y desde ese momento ¡no han parado!. En total han lanzado 11 álbumes y 38 sencillos, su último en 2017. 

Uno de los momentos que más enorgullecen a Harry de su carrera fue que su banda entrara en el Salón de la Fama del Rock and Roll. “la gente nos entendía y se daba cuenta de que nos habíamos arriesgado musicalmente. Y esa aceptación nos dio una segunda oportunidad de crear más música e irnos de gira” le comentó a la periodista Carrie Buckle

Face it, la dura autobiografía de la cantante

Si bien uno creía que conocía todo sobre la artista que marcó a la industria musical, Debbie nos demostró que no en su último libro titulado “Face It”. Lanzado el año pasado, la autobiografía causó revuelo entre sus seguidores y la prensa internacional. En este la rockera revela duras situaciones que tuvo que atravesar a lo largo de su vida.

La cantante se animó a contar que fue víctima de una violación en los años 70. Según expresó la compositora, todo sucedió cuando un hombre armado entró a su casa en NYC y terminó abusando de ella. La terrible secuencia ocurrió frente a los ojos de Chris, quien no pudo hacer nada al respecto. 

“El asaltante pasó un largo rato buscando cosas de valor. Entonces amontonó las guitarras y la cámara de Chris, desató mis manos y me dijo que me bajara el pantalón” escribió Harry. 

Pero este no fue el único encuentro con un criminal. En ese mismo año, se cruzó con, quien ella cree que es, Ted Bundy (un asesino serial de mujeres). “Ocurrió a comienzos de los ’70. Yo ni siquiera estaba en una banda por entonces… Intentaba cruzar la ciudad para ir a un bar. Un pequeño vehículo de color blanco apareció, y el hombre se ofreció a llevarme”.

Accedió a subirse al auto, el cual estaba en pésimo estado. Las malas vibras que le generó el conductor hizo que la cantante se tirara del coche. “Él se dio cuenta e intentó doblar la esquina muy rápido. Salí del coche y caí en medio de la calle” admitió. Años más tarde, ella leyó en una revista sobre la ejecución de Bundy y lo reconoció de inmediato cuando vio su foto. 

El libro es un conjunto de apartados de su memoria. Recuerdos junto a Iggy Pop y David Bowie, su relación con la heroína y las diversas estafas que tuvo que sobrepasar en Hollywood. Una masterpiece para aquellos fanáticos que tienen ganas de saber un poco más sobre la mujer que robó los corazones de todos.

Hoy día la vida de Harry gira en torno a las pequeñas cosas, los momentos de satisfacción, placer, logros o amor. Lucha por un mundo mejor, donde haya “igualdad, sustentabilidad y paz”. Ha sobrevivido al fracaso y al olvido, al sobrepeso y a la jubilación forzosa que se aplica a las mujeres del mundo del espectáculo cuando traspasan cierta edad. Una artista que dejó su huella en la industria y que no podrá ser reemplazada jamás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s