El aporte de Coco Chanel a la industria cinematográfica

La diseñadora y sus vestimentas icónicas marcaron al cine francés, convirtiéndolo en el más elegante y moderno de la época.

El aporte de Coco Chanel en la industria cinematográfica

La reconocida diseñadora Gabrielle “Coco” Chanel, transgrediendo y desafiando los convencionalismos del siglo pasado, ha logrado conquistar a artistas y directores, que no dudaron en invitarla a trabajar como estilista o costume designer en sus proyectos cinematográficos.

Su cambio en la moda se vió plasmado en la pantalla grande. Siempre pensando en la silueta de la mujer, las actrices dejaron los incómodos corsets de lado, y comenzaron a lucir elegantes trajes de colores, no habituales para la época.

A lo largo de su carrera como diseñadora, Coco Chanel colaboró con el cine avant-garde francés así como en Hollywood. Estos son algunos de los filmes en los que la artista francesa participó y sedujo a todos con sus modernos vestuarios.

Gabrielle Chanel y su paso por Hollywood

Coco Chanel y Hollywood

El magnate de los Estudios MGM, Sam Goldwyn, admiraba mucho a la diseñadora europea. Él creía que junto a la artista iba a poder reinventar la imagen de sus películas, generando un aspecto más glamoroso y sofisticado en las estrellas que participaban en ellas.

El productor logró su cometido, y en 1930, Coco llegó a Estados Unidos y firmó su primer contrato con Hollywood. Al principio, la diseñadora no se encontraba muy contenta, sin embargo, a medida que fue vistiendo a personajes como Greta Garbo, Marlene Dietrich y Gloria Swanson, Chanel se fue acomodando, dejando una huella en el cine americano.

Ella quería que su propio estilo se viera reflejado en el cine. Así, confesó que “Es a través del cine que la moda puede imponerse”, según escribe M. Tolini Finamore en su libro Hollywood Before Glamour: Fashion in American Silent Film.

Una de las primeras cintas en las que Chanel colaboró en Estados Unidos fue Palmy Days, de A. E. Sutherland, en 1931. Esta película fue una gran derrota para Hollywood, y más aún para la diseñadora, que ni siquiera fue mencionada en los créditos. 

Sin embargo, remontó su status participando en filmes como Tonight or Never de Mervyn LeRoy, en 1931, donde se muestra un arquetipo del tradicional look de Chanel, con boina y muchas perlas.

El regreso de Coco a las tierras europeas

La diseñadora tenía una visión muy concreta de cómo quería reflejar sus prendas en la industria cinematográfica y Hollywood no estaba logrando lo que ella quería. Es por esto, que Gabrielle regresó a Europa y marcó su estilo en las siguientes cintas de la época dorada del cine francés.

Le Quai des brumes, de Marcel Carné, 1938

Basado en la novela de Pierre Dumarchais, el director Marcel Carné y el escritor Jacques Prévert presentaron un ejemplo del realismo poético, que contó con una estética muy minimalista que combinaba con el vestuario de la casa de moda de Chanel. 

La actriz con raincoat y boina  

La Règle du jeu, de Jean Renoir, 1939

La trama narra la historia de un grupo de conocidos de la alta burguesía. A pesar de que la película fue un fracaso en taquilla debido a que se encontraban en medio de la Segunda Guerra Mundial, marcó una relación entre la diseñadora y el famoso cineasta.

Con un vestido moderno y simple, de color negro (color que implementó Chanel)

Les Liaisons dangereuses, de Roger Vadim, 1959

Esta película es una de las más reconocidas de la época, debido a su rebeldía en el vestuario, no sólo por las prendas modernas diseñadas por Coco Chanel, sino también por la cantidad de desnudos de la actriz Jeanne Moreau.

Un outfit descontracturado para la época

L’Année dernière à Marienbad, de Alain Resnais, 1960

Protagonizado por Delphine Seyrig y Giorgio Albertazzi, en este filme la diseñadora vistió a Seyrig con perlas, encajes, vestidos largos y un little black dress. 

Varios años después, la película, que narra los secretos de triángulo amoroso, fue la inspiración de Karl Lagerfeld para su colección Primavera-Verano 2011.

Behind the scenes

Boccaccio 70, Luchino Visconti, 1962

Luchino le encargó a Gabrielle Chanel el vestuario de su cinta Boccaccio 70, la cual fue protagonizada por la actriz Romy Schneider. La pantalla grande reflejó completamente el look francés de Chanel: un vestuario lleno de perlas y trajes de tweed.

El look que define a Chanel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s